lunes, 26 de septiembre de 2016

La huella más profunda




La huella más profunda,
la de tu rostro entre mis manos,
la de mis manos en tu rostro
cada facción memorizando.

La huella más profunda
es la de mis dedos vacilantes
recorriendo tus labios,
acariciando tus mejillas y párpados
que se relajan ante mi tacto.

Cuando te sostuve en mi regazo
¡Te vi tan frágil!
Tus labios se curvaron hacia arriba
dibujando una pequeña sonrisa
que entró en sintonía con la mía.

La huella más profunda:
cuando me tomas de la mano,
cierras los ojos
y depositas tu confianza en mí.

Sentir que en ese momento me necesitas,
que tu cabeza en mi hombro apoyas
y que yo estoy ahí,
cuidando de ti.

La huella más profunda
es que al besarnos
acaricias mi rostro con tus manos
y me acercas a ti.

Pero la huella más profunda
La llevo tatuada en el pecho.
La huella más profunda es que sacas lo mejor de mí.

No hay comentarios: